El hotel Yotel, la nave espacial de Nueva York

Hola viajeros! Hoy les quiero contar sobre el famoso hotel Yotel de Nueva York. Digo famoso porque el hotel ya desde hace unos años viene siendo noticia por las novedosas que son sus instalaciones y por ser uno de los precursores en algunas cosas que antes se creían impensadas, como hacer el check in en una máquina. Yo por supuesto ya había escuchado bastante sobre el Yotel así que tenía muchas ganas de conocerlo y durante mi último viaje a Nueva York al fin tuve la oportunidad.

Ni bien llegas al hotel ya desde afuera se puede apreciar el estilo del hotel: bastante llamativo y diferente de cualquier otra entrada de hotel. Es un poco difícil describir exactamente cómo es el estilo, pero si tuviera que definirlo con 1 palabra sería futurista. Pero futurista con onda. Ya les estuve mostrando por las stories de instagram muchísimos videos sobre el hotel y la habitación, pero estoy recopilando todo junto en un video que voy a subir próximamente a YouTube.

El lobby al que se ingresa es medio chico y un poco extraño: al entrar a la izquierda hay una fila de máquinas tipo cajeros automáticos, a la derecha algo que parece una oficina de correo (después descubrí que es un robot que almacena valijas) y algunos representantes del hotel dando vuelta. Cuanto el personal del Yotel te ve un poco desorientado (como me vieron a mí) se acercan y muy amablemente te indican el procedimiento. En las máquinas de la izquierda, con el código de reserva y el apellido se puede hacer el check in y ahí mismo ya sale la llave de la habitación! Es super fácil pero si tienen algún problema el personal del Yotel los ayuda de buena gana.





 

Yo llegué antes de mi horario de ingreso a la habitación, pude hacer el check in pero como era temprano me dieron 2 opciones:

  1. Dejaba las valijas en el depósito del hotel, por lo que cobran 6 USD por bulto. Yo tenía 3 así que eran 18 USD.
  2. Pagaba 40 USD más y podía ingresar a mi habitación más temprano.

Los 40 USD la verdad que para un early check in (ingresar a la habitación más temprano) no me pareció caro, más aún considerando que sino igual iba a tener que pagar 18 USD para poder irme a pasear y dejar ahí mi equipaje.  Así que elegí ésta opción, pero de todas formas no fue posible porque todas las habitaciones estaban ocupadas, así que tuve que tomar la opción de pagar por el depósito de mis valijas.

Volví luego al horario del ingreso a la habitación y  ya pude subir, pero la subida también fue un poco extraña: primero hay que subir al cuarto piso y ahí mismo hay que cambiar de asesor para subir a las habitaciones. En el cuarto piso hay un mostrador con varios representantes del hotel, conserje y demás,  hay un bar, lugar de descanso, computadoras y ahí mismo también está la hermosa (y enorme) terraza del hotel.

Los ascensores que te llevan a las habitaciones son muy entretenidos: todos tienen música o cuentan una historia. Los que más me gustaron fueron uno que pone sonido y cuenta regresiva como si estuvieras en una nave espacial que están por lanzar al espacio y el otro que pone la música de Stars War y estrellas en el techo. Otro detalle que me gustó muchísimo de éste hotel (puede parecer una tontería, pero a mi éstas cosas me encantan) es que hay un una máquina para comprar gadgets como adaptadores, cables USD, auriculares, etc.

Luego de un pasillo que también tiene esa temática como futurista-espacial llegué a mi hermosa habitación. Creo que la mejor descripción que puedo hacer es que era muy luminosa, bonita, algo femenina, moderna pero con un aire retro (puede ser algo contradictorio no?) y bastante amplia para lo que estoy acostumbrada en Nueva York. Y a pesar de que la decoración me encantó, lo que más me impactó fue la increíble vista que tenía de la ciudad gracias a un enorme ventanal que iba desde el piso hasta el techo. Me gustó tanto que dormí todas las noches con la persiana abierta a pesar de la luz sólo para despertarme con esa maravillosa vista: quién no querría empezar así el día no?

Otra cosa que me gustó mucho del Yotel fue la cama: una de las más cómodas que probé jamás y con un detalle de esos que a mi me encantan: cuando entre a la habitación la cama más bien parecía un sillón, porque estaba doblada como un Taco. En el manual de uso de la habitación (sí, es tan moderna que tiene un manual) te explican que la cama está en esa posición porque es más comoda así para los que trabajan en la cama (como yo!) pero que al costado hay un botón que puede hacer que la cama se estire completamente y quede normal! Ésto se los mostré en las stories de Instagram cuando estaba allá porque el detalle me volvió loca.

En cuanto a la atención del personal, la verdad que no tuve mucho contacto pero lo poco que tuve fue bueno, estaban bien predispuestos a ayudar a quienes se acercaban a solicitar algo y la verdad que no vi mucho más al respecto.

Así que resumiento para no hacerselos tan largo: lo que más me gustó del hotel fue la decoración, la propuesta diferente en una ciudad repleta de hoteles. También la habitación era muy cómoda, linda y con una vista preciosa. La terraza también me encantó pero se puede visitar por más que no se alojen en el hotel.

Lo que no me gustó del hotel es que te cobraran para dejar las valijas un par de horas. No recuerdo ya cuando fue la última vez que me cobraron éste servicio pero fue hace muchísimo tiempo. Creo que en un hotel de ésta categoría el servicio debería ser gratuito. Y lo otro sobre lo que quiero llamar la atención es la ubicación. El hotel está en la Avenida 10 entre las calles 41 y 42. La 42 es una de las calles más importantes de la ciudad, por lo que caminando sobre ésta durante 2 cuadras de las largas (unos 10 minuto) se llega a la famosa Estación Porth Authority con todo sus metros. Para mí que me gusta no estar tan en el medio de Times Square está bien, pero para quienes quieran estar “en el medio de todo” tal vez no sea la mejor opción.

Sin duda igual es un hotel super recomendable, yo volvería y la próxima espero quedarme más noches.

 

Tuve la oportunidad de conocer las instalaciones y los servicios del hotel gracias a la invitación del Yotel New York. Sin embargo mis opiniones se basan sólo en mi experiencia personal de la estadía en el hotel.

 

Contacto del YOTEL NEW YORK

Sitio Web del hotel: Yotel New York

Facebook: Yotelhotels

Instagram: yotel

Twitter: YotelHQ

Dirección: 570 Tenth Avenue, NY 10036

 

 

 

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *