Conociendo el hotel Panamericano de Buenos Aires

Hola viajeros! Sumo un capítulo más en la sección de reseñas de hoteles ahora con uno de Argentina. Hace unos días tuve la oportunidad de alojarme en el hotel Panamericano para conocer sus instalaciones y probar su servicio, así que ahora les voy a contar a ustedes todas mis impresiones sobre la estadía en el hotel.

El hotel Panamericano se encuentra en la 9 de Julio (Carlos Pellegrini 551), en el corazón de la Ciudad de Buenos Aires, Argentina. No es fácil no verlo, tiene una fachada muy elegante y llamativa y varios botones en la puerta.

Ya desde la llegada nos sentimos bien recibidos por el personal: los botones saludaron muy amablemente, el conserje nos indicó (sin burlarse de nosotros) que dónde él se encontraba no era la recepción sino la conserjería, el check-in fue bastante rápido e incluso, algo que no me pasó nunca hasta ahora, lo hicimos sentados.

Nuestra habitación no estaba lista a pesar de que ingresamos después de las 15.30, pero el personal del Check-in nos dijo que vayamos dando una vuelta por el hotel y luego nos avisaban cuando estaba lista la habitación. Y no pasaron más de 5 minutos que apareció el Sr y nos dio la llave de la habitación.

Nuestra habitación era categoría Regency, que vendría a ser una Clásica o Standard. Pero a pesar de ser la categoría más económica tenía bastante espacio, un baño muy amplio con bañera, una cama King Size muy cómoda, escritorio, caja fuerte, amenities para el baño, una TV de buen tamaño con entrada USB, etc. En general una buena habitación. Lo único malo fueron algunos detalles: una de las luces no funcionaba, una de las toallas parecía vieja y la vista daba a un pulmón. Sólo eso, nada importante. Las otras categorías de habitaciones son: City View, Studio Suites, Upper City View y Upper Suites.

Luego de dejar nuestras cosas en la habitación, pasamos el resto del día en la Joya del hotel: el SPA. En el nivel 23 del hotel se encuentra el Spa con piscina y salón de Fitness. Sólo tienen accesos los huéspedes del hotel y aquellos que hayan comprado una membresía para entrar.

 

En la entrada nos dieron batas, pantuflas, toallones y llave para el locker. Abajo están los vestuarios que tienen Sauna (uno en el baño de hombres y otro en el de mujeres, no se mezclan).

Les voy a contar por separado sobre los servicios del Spa:

La Piscina

Tiene buen tamaño, buena profundidad y la temperatura agradable, pero le hace falta un poco de mantenimiento. El piso tenia algunos sectores desprendidos por lo que a veces me lastimaba cuando pisaba, principalmente en los costados. Había bastantes reposeras muy cómodas y algunas mesitas. Pero cualquier detalle queda super opacado por las increíbles vistas que tienen desde el Nivel 23. Pasando la pileta hay un área de descanso no climatizada dónde se puede ver toda la 9 de Julio casi de punta a punta. Sin duda la mejor vista que jamás tuve de la ciudad.

 

El gimnasio (o salón de Fitness)

Es bastante completo para lo que uno puede necesitar en un hotel. Tiene mucho más aparatos de Cardio que de musculatura.

Los tratamientos de Spa

Tuvimos la oportunidad de probar una sesión de masajes y si bien fue relajante, no fue ni cerca lo que esperábamos. Estuvo bien, sí, pero no nos hizo sentir mucho profesionalismo por parte de la masajista. El lugar sí estaba muy bien preparado, pero el profesional es el factor determinante y en este caso no ayudó mucho.

El bar

Para quienes ingresen al Spa hay jugos naturales, agua y frutas disponibles sin cargo. Todo de muy buena calidad. También se puede comprar comida para comer ahí: sandwiches, hamburguesas, budines, cafe…en fin mucha variedad. La verdad que nos sorprendió lo rico que estaba todo por ser de un bar y los precios no fueron muy elevados para estar en un SPA en un piso 23 de un hotel.




Luego de pasar la tarde en el Spa nos fuimos a hacer de turistas por Buenos Aires, cenamos afuera así que no tuvimos oportunidad de probar el servicio de las opciones del hotel: La Luciérnaga, Tomo I y Celtic Pub.

A la mañana siguiente sin embargo tuvimos uno de los mejores desayunos que recuerdo: mucha variedad de cereales, panes, facturas, fiambres, frutas, bebidas, jugos, incluso había huevos revueltos y varias opciones de comida caliente. El café era excelente, el lugar donde se sirve el desayuno es muy agradable y el personal muy atento.

 

Luego del desayuno recorrimos un poco más el hotel, hicimos el check out y nos fuimos.

Y así concluye nuestra experiencia en el Panamericano. En resumen: muy buen hotel, pero en mi opinión le faltan algunos detalles de mantenimiento para ser un 5 bueno. El personal es muy amable, aunque tal vez en el sector de Spa no hayamos recibido el profesionalismo que esperábamos para un hotel de esta categoría. El hotel tiene 2 sectores que se destacan por su belleza: el increible Lobby y el alucinante Nivel 23 con su piscina y su vista de la ciudad.

Honestamente, creo que a pesar de los detalles que les comenté, el hotel Panamericano es una muy buena opción para hospedarse en Buenos Aires, tanto para los turistas como para quienes quieren tomarse un día de relax y descansar en el Spa!

 

Tuve la oportunidad de conocer las instalaciones y los servicios del hotel gracias a una invitación del Panamericano Buenos Aires. Sin embargo, mis opiniones se basan sólo en mi experiencia personal de mi estadía en el hotel.

Contacto de Panamericano Buenos Aires

Sitio Web del hotel: Panamericano Buenos Aires

Facebook: hotelespanamericano

Instagram: hoteles_panamericano

Dirección: Carlos Pellegrini 551, 1009 Buenos Aires, Argentina

 




1 Comment

  1. Carola agosto 29, 2017 at 6:52 pm

    Necesito ese Spa urgente! me encanta que seas tan objetiva como con lo que contás de la pileta.

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *